miércoles, 28 de septiembre de 2016

Taller de poesía


NO ESTAMOS SOLOS


I

Soñamos en las cumbres retozadas de musgo
cuando creemos que una sola flor se marchitará en nuestra alma
y eso nos aplasta de soledad al llegar el alba.

Creemos que nuestros fantasmas nos arrullan,
cuando pensamos que alguien no nos tiene en su  pensamiento
y nos azoramos con nuestro temor
a pronunciar la palabra que nos liberaría de tan pesada carga.

A veces creemos que una frase que nos dicen,
es solo para mitigar el engaño  
y luego darse la vuelta
llevándose la única sonrisa que nos quedaba.

Ponemos nuestra esperanza en ideas de otro continente
como si este rompiera el oleaje de infortunio
que un día cosechamos en nuestra propia casa,
esa que  hicimos tan nuestra
y la llenamos con nuestras propias lágrimas.

Viajeros incansables cruzan viejos abismos,
sin aposentar su morada en ningún  lugar
porque no creen encontrar el fuego que aviva la pasión,
cuando realmente lo llevan dentro de su propia mochila.

Otros creen encontrar en el poder
el arma que mitiga su soledad
y la amasan de tal forma
que la hacen una prolongación de su cuerpo
al sentirse mutilados, cuando este decide abandonarlos.



II

Parece que olvidamos lo que somos,
y que si estamos se lo debemos al amor que otros nos tuvieron,
y cuando caminamos, a veces sin marcar el rumbo
vamos conquistando otros amores
que nos traen otras flores a nuestro jardín.

Quizá no deberíamos dejar nuestra alma tan desnuda
con estos desdenes, los poderosos del oro intentarán vapulearla,
la suya se convierte en metal cada vez que la tocan,
no saben que el  invierno es mas largo que sus cenizas
y que el fuego abriga más que el oro.

No estaremos solos frente al  metal,
ese que intenta cerrar las puertas del paraíso,
nuestro calor lo funde en besos
frente a nuestras manos
que son nuestras armas para avivar la fuerza.

Gloria Gómez Candanedo
Integrante de los talleres de poesía Grupo Cero de Alcalá de Henares

No hay comentarios:

Publicar un comentario