jueves, 10 de agosto de 2017

EL POETA..... de Pablo Neruda


EL POETA

 

Antes anduve por la vida, en medio
de un amor doloroso: antes retuve
una pequeña página de cuarzo
clavándome los ojos en la vida.
Compré bondad, estuve en el mercado
de la codicia, respiré las aguas
más sordas de la envidia, la inhumana
hostilidad de máscaras y seres.
Viví  un mundo de ciénaga marina
en que la flor de pronto, la azucena
me devoraba en su temblor de espuma,
donde puse el pie resbaló mi alma
hacia las dentaduras del abismo.
Así nació mi poesía apenas
rescatada de ortigas, empuñada
sobre la soledad como un castigo,
o apartó en el jardín de la impudicia
su más secreta flor hasta enterrarla.
Aislado así como el agua sombría
que vive en sus profundos corredores,
corrí de mano en mano, al aislamiento
de cada ser, al odio cotidiano.
Supe que así vivían, escondiendo
la mitad de los seres, como peces
del más extraño mar, y en las fangosas
inmensidades encontré la muerte.
La muerte abriendo puertas y caminos.
La muerte deslizándose en los muros.

 
Pablo Neruda

lunes, 7 de agosto de 2017

EL POETA... de Federico García Lorca


EL POETA PIDE A SU AMOR QUE LE ESCRIBA


Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena pues de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.


Federico García Lorca

jueves, 3 de agosto de 2017

EL POETA... de Germán Pardo García


EL POETA

EL HOMBRE



-¡Ven conmigo a mirar lo que yo exploro!

Las lágrimas me nublan las pupilas!

-¿Ven conmigo a escuchar lo que yo escucho!

Sabes que soy pesadamente sordo!

-¡Mira mis naves perforar el Tiempo!

Contémplame ante el orbe, paralítico!

-¡Te arrastraré en mis iras propulsadas!

Soy la estática inercia de la mente!

-¡Yo soy el arrebato de los números!

Y yo la ceguedad antes tus cálculos!

-¡Yo soy la luz erguida ante el Misterio!

Y yo el temor que surge ante lo Incógnito!

-¡Yo soy la Libertad y el Heroísmo!

Y yo la Esclavitud y la Derrota!

-¡Te hablo de un siglo de poder y triunfo!

Soy la fuerza terrible del Pretérito!

-¡Siente mi voz tronar en los motores!

Escúchame clamar en las cavernas!

-¿No comprendes mi vértigo divino?

-¿No me ves de rodillas sobre el polvo?

-¡Soy el río celeste de la sangre!

Yo la entraña sombría de las cosas!

-¡Tengo polen de estroncio entre las manos!

Y yo un lirio cobarde que atardece!

-¡Ven a poblar conmigo el Universo!

Yo soy la Destrucción sobre la Tierra!

-Y yo la Construcción Incandescente!

Nadie ha sufrido como yo padezco!

-¡Nadie comprende como yo he entendido!

Yo soy los Mandamientos de la Angustia!

-¡Y yo la jerarquía de la Técnica!

Son falsas tus audaces evasiones!

-¡Es triste tu mortal sometimiento!

Yo soy la imploración a las imágenes!

-¡Y yo la rebelión de la criatura!

Soy la carne humillada ante el sepulcro!

-¡Y yo la integridad de la Materia!


Germán Pardo García

miércoles, 2 de agosto de 2017

EL POETA.... de Vicente Aleixandre


EL POETA SE ACUERDA DE SU VIDA


Perdonadme: he dormido.
Y dormir no es vivir. Paz a los hombres.
Vivir no es suspirar o presentir palabras que aún nos vivan.
¿Vivir en ellas? Las palabras mueren
bellas son al sonar, más nunca duran.
Así esta noche clara. Ayer cuando la aurora
o cuando el día cumplido estira el rayo
final, ya en tu rostro acaso.
Con tu pincel de luz cierra tus ojos.
Duerme.
La noches es larga, pero ya ha pasado.

Vicente Aleixandre